¿Animalismo en La Moncloa?

Artículo de Victorino Martín, presidente de la Fundación del Toro de Lidia, para El Mundo.

La tauromaquia es cultura popular y, por tanto, vive ajena a las ideologías políticas. O al menos así debería ser. En este sentido, el mundo del toro no debería tener nada que opinar sobre si un gobierno es de una manera o es de otra. Pero los toros, eso sí, son incompatibles con una ideología, la animalista, cuyos postulados parten de la premisa de que hombres y animales son sujetos de una consideración similar, incluso homologable en algunos casos.

Es más, consideramos que el animalismo no es simplemente una opción política, sino una ideología incompatible con nuestra civilización. En palabras del filósofo Francis Wolff, el animalismo es una de las modenas utopías potencialmente destructoras de nuestra civilización.

En cualquier caso, con lo que desde luego es incompatible es con cualquier tipo de solución para la España vaciada. La España vacía, la España rural, es un espacio de nuestro territorio intrínsecamente ligado al uso milenario de los animales por parte del hombre. Estos usos han dado lugar no solo a toda una actividad, la ganadera, sino a una cosmovisión de costumbres, de canciones, de festejos, de dichos y usos… de nuestro patrimonio material e inmaterial, en definitiva.

La introducción de políticas fundamentadas en la ideología animalista supondría la última bala, la definitiva, dirigida al corazón del mundo rural. Por eso hablar de la España vacía y de animalismo es absolutamente incompatible. O políticas sobre España vaciada o animalismo, pero las dos cosas no.

Cierto es que el acuerdo firmado entre el PSOE y Unidas Podemos no recoge el compromiso expreso de aprobar medidas animalistas, pero sí propugna en el punto 3, «la garantía de un trato digno a los animales», una declaración de intenciones tácita que transitaría esa senda. De todos es conocido que Unidas Podemos ha defendido postulados expresamente animalistas, que si bien quedan ocultados en su último programa electorla, se han manifestado tanto en sus anuncios electorales, en las declaraciones de algunos de sus dirigentes o en iniciativas legislativas presentadas en algún parlamento autonómico.

Y el punto 8 del preacuerdo de PSOE y Unidas Podemos reza «Revertir la despoblación: apoyo decidido a la llamada España vaciada». Pues bien, esto es completamente incompatible con abrir la vía del animalismo. Cuando uno se asienta en posiciones de gobierno no suele atemperar radicalismos pasados, por lo que confiamos en que UP adquiera una perspectiva más amplia y no desempolve sus propuestas animalistas, radicalismo ideológico inaudito y ataque frontal y definitivo a la España rural, su vaciamiento definitivo.

Quizás tengamos que escuchar, no sería la primera vez, que es que los pueblos de la España rural tenemos que «reconvertirnos», «reciclarnos», «evolucionar» o cosas similares, con esa especie de condescendiente superioridad con que algunos urbanitas se atreven a hablarnos a la gente del mundo rural, Nos sugieren que ser ganaderos, que tener animales para nuestro uso y para nuestras celebraciones, es una especie de atraso que se puede curar con las recetas de evolución y prosperidad que nos van a proporcionar gentes que no han trabajado en el campo en su vida.

A todos esos que sienten la tentación de decirnos desde su ideología animalista lo que deberíamos hacer en el campo les digo dos cosas. La primera, que si es tan sencillo eso de reconvertirse en el mundo rural, que vengan y nos lo demuestren. Nada tan elocuente como liderar con el ejemplo. Lo segundo, que resulta que no queremos hacer otra cosa. En la gran mayoría de los pueblos de la España rural los animales son omnipresentes, han conformado nuestra forma de ser, de hacer, de pensar y de celebrar. Estamos orgulloso y queremos continuar el legado milenario que hemos recibido.

El animalismo es la ideología que persigue el objetivo final de no poder usar los animales. Quien diga lo contrario, simple y llanamente está mintiendo o desconoce de manera clamorosa lo que significa este concepto. Y no usar los animales significa la muerte sin posibilidad de retorno de la España rural, de la España vaciada. Sería una desconcertante sorpresa del destino que al final quien diera la puntilla a los menos favorecidos de este país, a los que todavía sostenemos penosamente la España rural, fuera un gobierno denominado progresista.

El animalsimo, ni que decir tiene, busca el final de la tauromaquia. Los toros en España, como elemento más característico de nuestra cultura, tiene un valor simbólico que lo hacen una cabeza especialmente apetitosa para el movimiento promovido por la industria animalista. Y no es una cuestión de gustos, señor Sanchez y, especialmente, señor Iglesias: es una cuestión de respeto al orden constitucional y algo que va más allá incluso. Un sagrado respeto a la libertad cultural de los pueblos.

La cultura popular de un pueblo es la que ese pueblo decide que es. No se toca, no tiene que «evolucionar», no hay que «adaptarla» a nada. Solo los regímenes totalitarios se atreven a eso. Tampoco es objeto de referéndum, señor Iglesias. Entiendo que son cosas que se dicen en campaña pero también quiero pensar que sabe perfectamente que un referéndum de esas características no sería legal. Como no hubiera sido posible un referéndum sobre el rock radical vasco en los 80 o sobre el reguetón ahora, por mucho que a alguien no le gustasen. La cultura no se toca. Tampoco la que no compartimos o entendemos.

No es nuevo que sobre determinadas expresiones culturales se hayan alzado voces alegando inmoralidad. La historia de la censura es una historia de la imposición moral sobre la libertad cultural. Uno de los casos que recientemente más indignación internacional provocó, hizo que la UNESCO interviniera para proteger todas y cada una de las expresiones culturales. Fue en 2001, cuando el régimen talibán decidió bombardear y destruir los budas de Bamiyán por ser considerados contrarios a su moral. Ese mismo año, la UNESCO aprobó la convención sobre diversidad cultural, en la que exponía que solo existía una única línea roja que no pueden traspasar las expresiones culturales para ser admisibles: los derechos humanos y libertades fundamentales.

Igual que no se pueden destruir los budas, tampoco se puede bombardear la tauromaquia. Lo único que pueden hacer los poderes públicos respecto de la tauromaquia, en cuanto a expresión cultural y de acuerdo con la Constitución (art. 46), es garantizar su «conservación» y «promover su enriquecimiento». O sea, promocionarla, tutelando el acceso a la misma, ya que todos tienen derecho a ella.

 

La FTL recibe una subvención para divulgar el conocimiento taurino en Wikipedia

El Ministerio de Cultura y Deporte aprueba una subvención a favor de la FTL destinada a Wikitauro, un proyecto colaborativo que traslada el patrimonio cultural taurino al entorno digital

El Ministerio de Cultura y Deporte otorga de nuevo una subvención de 35.000 € a la Fundación Toro de Lidia (FTL) para “profundizar en la compilación del conjunto de conocimientos y actividades artísticas, creativas y productivas que integran la tauromaquia como patrimonio cultural y su difusión en el entorno digital”, objetivos recogidos en el proyecto de la FTL: ‘Wikitauro’.

El Real Decreto que aprueba la subvención incide en que la tauromaquia es “una expresión relevante de la cultura tradicional del pueblo español, declarada como Patrimonio cultural español, digno de protección en todo el territorio nacional y, en consecuencia, todos los poderes públicos tienen un deber de protección de la Tauromaquia, de garantizar su conservación, de promover su enriquecimiento, y un deber específico a la Administración General del Estado de tutelar el derecho de todos a su conocimiento, acceso y libre ejercicio en sus diferentes manifestaciones”.

“La coincidencia de este ámbito de actuación entre la FTL con las citadas competencias del Ministerio de Cultura y Deporte en materia de protección del patrimonio histórico, y específicamente, con las competencias de fomento y protección de la Tauromaquia”, prosigue el Real Decreto, “ha propiciado la colaboración de la Dirección General de Bellas Artes con la Fundación del Toro de Lidia en distintos proyectos y actividades”.

En este entorno de colaboración se enmarca la concesión de una subvención nominativa a la Fundación del Toro de Lidia.

Wikitauro, un proyecto de conocimiento sobre tauromaquia en el entorno digital

Con el objetivo de hacer accesible el conocimiento sobre el patrimonio cultural relacionado con la tauromaquia, Wikitauro creó el «Wikiproyecto: tauromaquia»; un espacio de encuentro dentro de Wikipedia para todas las personas que deseen editar sobre toros en esta enciclopedia virtual.

En este sentido, y gracias al trabajo de voluntarios ubicados en distintos puntos de la geografía española, al finalizar la primera edición de Wikitauro, Wikipedia cuenta con más 800 artículos sobre tauromaquia, 150 artículos nuevos y 700 categorizados.

Por otro lado, e inspirados en otros proyectos colaborativos de Wikipedia, se ha impulsado la creación de un grupo de voluntarios en Madrid, Granada y Salamanca reunidos periódicamente para editar en el marco del proyecto.

Ante esta nueva edición y gracias al Ministerio de Cultura y Deporte, Wikitauro consolidará el trabajo iniciado y abrirá dos nuevas líneas de trabajo destinadas a mostrar la tauromaquia como elemento catalizador de la cultura popular: «ni una ganadería sin fotografía» y «ningún festejo popular sin fotografía».

Asimismo, la nueva edición del proyecto perseguirá mantener líneas de colaboración con la Fundación Wikimedia.

Por tanto, Wikitauro seguirá contribuyendo a empoderar a la sociedad para que sea ésta la que asuma la responsabilidad de trasladar un legado cultural completo, transversal y fidedigno del patrimonio asociado a la tauromaquia a las generaciones futuras. Ya que, si bien puede haber personas que pongan en cuestión la tauromaquia como expresión cultural en la actualidad, nadie puede estar en contra del conocimiento.

Memoria de la primera edición de Wikitauro:

Artículo: ‘Antonio Capmany, el diputado catalán que se enfrentó a la prohibición de las corridas de toros’

Artículo escrito por Beatriz Badorrey, miembro de la Comisión Jurídica de la Fundación Toro de Lidia, para el diario El Mundo.

En él, la reconocida doctora repasa la trayectoria política de Antoni Capmany (filólogo, crítico, humanista, historiador y diputado por Barcelona en las Cortes Generales y Extraordinarias); enfatizando la defensa que hizo de la fiesta de los toros a raíz de una propuesta de prohibición en 1813.

En este sentido afirma:

«Lo que atrae principalmente a los espectadores es el bullicio del concurso, el jolgorio de la gente y la grandeza del espectáculo, que ciertamente lo es, pues, fuera de los de la antigüedad, no hay en los tiempos y pueblos modernos una reunión más vistosa, más alegre y popular que se puede llamar nacional, donde se respira el aire libre debajo de la gran bóveda del cielo».

Seguir leyendo o descargar artículo

Artículo: “Portugal: los toros como libertad fundamental”

Artículo escrito por Alexandre M. Mestre y Luís Fábrica, miembros del despacho Abreu Advogados, por encargo de la Comisión Jurídica de la Fundación del Toro de Lidia.

En él, analizan los elementos esenciales de la sentencia del Tribunal Constitucional de Portugal que reconoció el “derecho al toreo” como elemento protegido por la constitución portuguesa y por el resto de normas jurídicas de naturaleza vinculante, tanto europeas como nacionales.

En este sentido afirma:

«Considerando el reconocimiento jurídico de la dimensión cultural del toreo, es cierto que el espectáculo taurino o, en otras palabras, ‘el derecho al toreo’ se integra en el marco de la ‘libertad de creación cultural’, que es uno de los «derechos, libertades y garantías» consagrados en la Constitución»

Seguir leyendo o descargar artículo

La Malagueta acogerá el ‘Día de la Tauromaquia’ el próximo 28 de febrero

El próximo 28 de febrero, Día de Andalucía, la Plaza de Toros de Málaga acogerá la segunda edición del ‘Día de la Tauromaquia’, jornada de unión y celebración taurina impulsada por la Fundación Toro de Lidia.

La Fundación Toro de Lidia junto con la Junta de Andalucía han modificado la fecha de la celebración tras comprobar, por parte de la Junta, que el 20 de octubre no se podía ceder ‘La Malagueta’ para el evento.

Comenzar la nueva temporada taurina con la celebración del ‘Día de la tauromaquia’ es una idea que desde la primera edición han propuesto los matadores y que a partir de ahora la FTL tiene la intención de mantener.

La Fundación del Toro de Lidia es la herramienta creada por todos los taurinos para la defensa, protección y promoción del mundo del toro. Su creación ha supuesto que, por primera vez, la tauromaquia se exprese con una voz única y disponga de una herramienta canalizadora de sus inquietudes, altavoz de los mensajes del sector y vehículo de respuesta ante los agravios.

La celebración del ‘Día de la tauromaquia’ muestra la unión del mundo del toro, la fortaleza de la cultura y lanza un claro mensaje: los afines a los toros vamos a librar la batalla la libertad de disfrutar de esta cultura.

En este sentido, ytras el éxito de la primera edición en Valencia, el ‘Día de la tauromaquia’ volverá a celebrarse el 28 de febrero en la Plaza de Toros de Málaga, coincidiendo con los primeros festejos de una nueva temporada taurina.

La Diputación de Toledo, condenada por discriminar a la tauromaquia

Queda anulado por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 1 de Toledo el acuerdo adoptado por la Diputación de dicha Provincia, y recurrido por la FTL, que excluía a las asociaciones taurinas de su partida de subvenciones a asociaciones culturales

El Juzgado Contencioso Administrativo Número 1 de Toledo anula el acuerdo adoptado por la Diputación de Toledo que excluía a las asociaciones taurinas de su partida de subvenciones a “entidades privadas sin ánimo de lucro de carácter cultural que realicen actividades durante el ejercicio 2017”.

El pasado 19 de mayo de 2017 se abrió la convocatoria de subvenciones de la Diputación de Toledo con la salvedad de que “no podrán acogerse a esta convocatoria AMPAS, Asociaciones Deportivas y taurinas”, sin motivar dicha decisión.

Ante esta discriminación, la Fundación Toro de Lidia interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la Diputación de Toledo para defender los intereses de la tauromaquia, patrimonio cultural de todos los españoles, y denunciar la indefensión de más de treinta asociaciones que difunden la cultura taurina en Toledo y que arbitrariamente quedaban excluidas de las subvenciones destinadas a asociaciones que realizan actividades culturales.

La sentencia que anula el acuerdo afirma que “no solo se aprecia la falta de motivación denunciada causante de indefensión, sino también la vulneración constitucional y legal denunciada por las entidades recurrentes”.

En este sentido, el Juzgado argumenta que existe una “falta de razón objetiva para la exclusión de la convocatoria y falta de motivación porque los términos empleados ponen en duda que sean consideradas por la Diputación como asociaciones de carácter cultural”.

Por tanto, afirma el Juzgado, este acuerdo es anulado porque la ausencia de motivación implica la infracción del artículo 35 de la Ley 39/2015 y, en cuanto arroja la duda sobre el carácter cultural de las asociaciones taurinas, vulnera la Constitución, la Ley 18/2013, la Ley General de Subvenciones y la Ley 10/1991.

Dichas normas, se apunta en la Sentencia, “consagran la igualdad debido a que la tauromaquia es parte integrante del patrimonio cultural de nuestro país, cuyo desarrollo deben promover las Administraciones en todas sus manifestaciones”.

Además, añade, vulnera la jurisprudencia del TJUE “en cuanto se discrimina sin motivación a las Asociaciones Taurinas al no expresar causa o razón objetiva alguna que justifique la diferencia de trato respecto de las Entidades Privadas sin ánimo de lucro de carácter cultural de la Provincia de Toledo”.

Por estas razones el Tribunal estima que la Administración demandada debe dictar un nuevo acuerdo o mantener el anterior sin la base anulada y añade que “toda Administracióndebe poder tener la facultad de decidir lo que quiere fomentar y subvencionar, pero siempre motivando sus decisiones, sin crear situaciones desiguales sin razones objetivas debidamente explicitadas y sin vulnerar la legislación vigente”.

Asimismo, desde la FTL advertimos del derecho de la tauromaquia a percibir subvenciones públicas como cualquier otra actividad cultural legal en España, existiendo una obligación de las administraciones públicas a su promoción y fomento.

 

 

 

Triunfo de la legalidad. Vuelven los toros a Villena

El Ayuntamiento de Villena hace oficial el permiso para la celebración de una corrida de toros el próximo 7 de septiembre, tras cuatro años de batalla jurídica liderada por la Fundación del Toro de Lidia

El exalcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, está incurso en un caso de prevaricación por la querella presentada por a Fundación del Toro de Lidia, después de tres años denegando permisos para celebrar toros haciendo caso omiso de las resoluciones judiciales

El Ayuntamiento de Villena ha anunciado que el próximo 7 de septiembre volverá a celebrarse una corrida de toros en su localidad, tras cuatro años impidiéndose desde el consistorio.

Victorino Martín, presidente de la Fundación Toro de Lidia, ha resaltado que “estamos muy satisfechos con la noticia. Anunciar la vuelta de los toros a Villena es anunciar el fin del sectarismo de algunos poderes públicos capaces de anteponer su ideología frente a la Ley, la Constitución y los pronunciamientos judiciales que han determinado de una manera rotunda que la tauromaquia constituye una expresión cultural de todos los españoles y que por tanto es merecedora de la máxima protección”.

La FTL comenzó en 2016 una batalla judicial con el Ayuntamiento de Villena, regido entonces por Francisco Javier Esquembre, que concluye hoy con la resolución del consistorio alicantino aprobando el otorgamiento de la oportuna autorización para utilizar la plaza de toros para organizar una corrida el próximo 7 de septiembre.

En 2016 la Fundación del Toro de Lidia, junto con la Peña Cultural Taurina Villenense, comenzó un recorrido de recursos contra las reiteradas negativas del anterior equipo de gobierno al frente del Ayuntamiento de Villena, que se saldó con una serie de sentencias favorables a las tesis expuestas por la Fundación los años 2016, 2017 y 2018.

La persistencia por parte del anterior alcalde en la negativa a autorizar una corrida de toros pese a los múltiples pronunciamientos judiciales favorables llevó a la Fundación a presentar una querella contra éste por un posible delito de prevaricación, querella admitida a trámite y por la que tiene que declarar este próximo septiembre en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción N.º 2 de Villena, al apreciar el Juzgado que existen indicios de delito de prevaricación.

Victorino Martín, ha manifestado que hemos realizado un importante esfuerzo estos últimos años, que se ve hoy recompensado con el anuncio de la autorización de celebración de una corrida de toros en Villena, se ha hecho justicia”.

Igualmente, el ganadero ha resaltado que “el caso de Villena nos ha servido para consolidar una jurisprudencia alrededor del derecho a organizar festejos taurinos, creemos que hoy estamos más protegidos que en 2016, lo que nos anima a continuar defendiendo nuestros derechos allá donde alguna administración pretenda limitarlos”.

  • Un recorrido judicial iniciado por la FTL en 2016:

En 2016, ante la negativa del Ayuntamiento de Villena a autorizar una corrida de toros por considerar “que los espectáculos taurinos tienen connotaciones negativas y no conviene asociarlo al municipio”, el TSJ de la Comunidad Valenciana dictaminó que el Ayuntamiento carecía de competencia tanto para autorizar o denegar la celebración de espectáculos taurinos como para cuestionar los rasgos jurídicos que definen la tauromaquia como bien de interés cultural y condenó al consistorio a abonar las costas del procedimiento.

Un año más tarde y ante la misma situación, una nueva resolución judicial insiste en que “siendo la tauromaquia un patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional, el municipio de Villena no constituye una excepción a esta máxima establecida legalmente; y dado que los poderes públicos deben ejercer una acción de salvaguardia de la tauromaquia, el Ayuntamiento de Villena también se encuentra comprometido dentro de tal exigencia legal” y le condena de nuevo a las costas.

En 2018 y ante las dos últimas resoluciones judiciales en contra de la negativa del Ayuntamiento, se solicitó de nuevo la Plaza de Toros de Villena para realizar una corrida de toros. En este caso, el consistorio no denegó la solicitud explícitamente pero sí por silencio administrativo.

El Tribunal en esta ocasión condenó al Ayuntamiento de Villena basándose en la jurisprudencia generada por los procedimientos anteriores interpuestos por la FTL y añadió que el silencio administrativo, al no dar razones para negar la solicitud, coloca a la parte demandante “en la más absoluta indefensión”, cerrando así también esta posibilidad al consistorio.

En paralelo, y dada la actitud arbitraria de Francisco Javier Esquembre que continúa impidiendo la celebración de un espectáculo taurino en Villena, la FTL inicia un procedimiento por la vía penal que es admitido a trámite el 28 de mayo de 2019 y sobre el que en junio se conoció que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción N.º 2 de Villena apreciaba la existencia de indicios de un presunto delito de prevaricación.

Condenan al Ayuntamiento de Binissalem tras declararse “localidad antitaurina”

La Justicia condena al Ayuntamiento de Binissalem (Baleares) tras haberse declarado contrario a las corridas de toros, una decisión con efectos prácticos y contrarios a la Ley, pese a parecer una declaración política

EL Juzgado nº 1 de lo Contencioso-Administrativo de Palma de Mallorca  condena al Ayuntamiento de Binissalem tras declararse “localidad antitaurina”, decisión recurrida por la Fundación Toro de Lidia en 2016.

El Ayuntamiento de Binissalem, en Pleno Ordinario celebrado el 2 de noviembre de 2015, dictó un Acuerdo en el que se declaraba “antitaurino y contrario a las corridas de toros” y se comprometía a solicitar una nueva Ley de Protección Animal que “prohibiese cualquier espectáculo con toros”.

La  Sentencia dictamina que el Ayuntamiento de la localidad mallorquina no se limita a realizar una mera expresión ideológica (principal argumento empleado por el Consistorio) sino que se trata de una declaración con efectos prácticos y contrarios a la Ley. El Ayuntamiento tendrá que abonar las costas del procedimiento.

Asimismo, el Juzgado recalca en la Sentencia que los ayuntamientos carecen de competencia en materia de espectáculos taurinos y recuerda la dictada por el Tribunal Constitucional que anulaba la Ley catalana 28/2010 y manifestaba que es competencia del Estado la preservación el patrimonio cultural común, condición que las corridas de toros tienen atribuida por ley.

Esta nueva victoria judicial de la Fundación Toro de Lidia frente a los ayuntamientos declarados contrarios a las corridas de toros se suma a un cuerpo jurisprudencial que ya empieza a ser nutrido y relevante gracias a otras sentencias como:

– Sentencia 217/2016 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 2 de Pontevedrade 16 de noviembre de 2016, tras declararse localidad antitaurina.

–  Sentencia 328/2017 de 7 de julio de 2017 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 1 de Palma de Mallorca, tras declararse ciudad antitaurina. La Sentencia anula, además, el apartado del acuerdo que prohibía las corridas de toros.

– Sentencia núm. 54/18 dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo (Sección Cuarta) del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de 7 de febrero de 2018 ante la negativa injustificada del Ayuntamiento de Villena a permitir la celebración de una corrida de toros y declararse antitaurino.

– Sentencia 149/18 del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (Sala de lo Contencioso-Administrativo), de 18 de abril de 2018, que ha dictado la nulidad de pleno derecho de la Moción aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Orihuelaen la que el Consistorio declaraba el municipio contrario a las corridas de toros.

– Sentencia 731/2017 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 3 de Alicante, de 4 de enero de 2019, que anula el Acuerdo dictado por el Ayuntamiento de Alicante por el que se prohibía la celebración de un festejo taurino de ‘Bous al Carrer’.

Artículo: “Los toros vuelven a Palma por derecho”

Artículo escrito por Lorenzo Clemente, presidente de la Comisión Jurídica de la Fundación Toro de Lidia, para el diario El Mundo.

En él, el reconocido abogado analiza el recorrido judicial que ha permitido la vuelta de los toros a Palma, además de los aspectos esenciales y las consecuencias de la sentencia del Tribunal Constitucional que declara nula prácticamente la totalidad de la ley sobre los “toros a la balear”.

En este sentido afirma:

«La vuelta de los toros a Palma de Mallorca demuestra que los esfuerzos de todos los que han defendido la necesidad de blindar legalmente la protección de la tauromaquia y los que actuado en los tribunales para reivindicar esta defensa no ha sido en balde»

Seguir leyendo o descargar artículo

2018, el año de la consolidación de la Fundación del Toro

La Fundación del Toro de Lidia, movimiento civil del mundo del toro, presenta la memoria de actividades de 2018

La Fundación Toro de Lidia (FTL) hace público el informe que resume las actividades realizadas en 2018 en defensa y promoción de la tauromaquia.

Un 2018 centrado en consolidar la propia FTL, en mejorar la capacidad de respuesta a nivel local del mundo del toro, mantener la defensa jurídica y fortalecer la comunicación.

Victorino Martín, presidente de la FTL, ha resaltado que “esta memoria queremos que sirva como agradecimiento a todos aquellos que han apoyado hasta ahora a la FTL, de ellos es lo conseguido”.

Asimismo, continúa en su carta de presentación del informe anual, “espero que esta memoria sea también una invitación entusiasta a todos aquellos que aún no están, a subirse definitivamente al movimiento civil de la tauromaquia”.

La FTL ha continuado consolidando su estructura en 2018, potenciada con la ampliación de su Patronato y con la creación de sus cinco primeros capítulos provinciales.

La defensa jurídica ha continuado siendo uno de los ejes principales de actuación de la FTL con relevantes victorias judiciales, dentro de la estrategia de protección del mundo del toro comenzada en 2015.

La elaboración de un discurso argumental traslado al público a través de un portavoz, de artículos de opinión o de cartas abiertas, ha sido otra de las líneas de trabajo principales que han dado comienzo en 2018.

2018 ha sido también el año en el que se han puesto en marcha otras iniciativas en favor de la tauromaquia, como la Red de Asociaciones Culturales Taurinas Universitarias, el Día de la Tauromaquia o Wikitauro, un proyecto impulsado por el Ministerio de Cultura y Deporte para trasladar el conocimiento taurino al entorno digital.

 

Memoria FTL 2018