El mundo del toro exige la dimisión de Uribes

El mundo del toro exige el sitio que le corresponde en la cultura de España, tanto por su historia, por su impacto económico o por su respaldo social.

“Llevamos demasiado tiempo siendo discriminados e incluso censurados, algo incompatible con un estado democrático y de derecho, cuyos poderes públicos tienen la obligación de promover la cultura”. “No vamos a aceptar más un papel secundario”, advierte Victorino Martín.

Descargar la misiva dirigida al ministro de Cultura

El sector taurino exige mediante una misiva dirigida a José Manuel Rodríguez Uribes su dimisión como ministro de Cultura y el comienzo de conversaciones con un ministro que entienda la cultura en toda su amplitud, “un ministro que haga honor a su cargo”.

Victorino Martín, en representación del mundo del toro, exige que la tauromaquia tenga el sitio que le corresponde en la cultura de España, tanto por su historia, por su impacto económico o por su respaldo social.

El mundo del toro ha trabajado paciente, respetuosa y lealmente con el Ministerio de Cultura desde que comenzó la crisis. “Su respuesta ha sido, sin embargo, el silencio y la discriminación continua de la tauromaquia”, señala Victorino Martín.

Asimismo, se recalca en la misiva: “El mundo del toro lleva demasiado tiempo siendo discriminado, siendo relegado a un segundo plano, cuando la realidad es que somos el segundo espectáculo cultural por número de espectadores, solo por detrás del cine extranjero. La realidad es que somos el segundo espectáculo en vivo, solo por detrás del fútbol. La realidad es que el 40% por ciento de los municipios españoles organizan festejos taurinos. La realidad es, en definitiva, que somos una de las principales industrias culturales de este país, y que hace demasiado tiempo que no recibimos un trato acorde con nuestra importancia”.

A pesar de esta realidad, la presión ejercida durante los últimos años por una serie de grupos poderosamente financiados que buscan la imposición de su modelo cultural, ha logrado la paulatina relegación del mundo del toro del lugar que por derecho le corresponde.

“Exigimos un trato similar al del resto de las industrias culturales, teniendo en cuenta el peso relativo de la tauromaquia, un trato acorde con una de las principales industrias culturales de España. No vamos a aceptar más un papel secundario”, advierte el presidente de la FTL .

Y añade el ganadero: “Somos millones de personas, aficionados en las plazas, en el campo o en la calle, que llevamos demasiado tiempo siendo discriminados e incluso censurados, algo incompatible con un estado democrático y de derecho, cuyos poderes públicos tienen la obligación de promover la cultura”.

El mundo del toro exige por tanto el sitio que le corresponde en la cultura de España, tanto por su historia, por su impacto económico o por su respaldo social. “No podemos permitir que un ministro de Cultura ejerza la censura en todos los sentidos”.

“La tauromaquia, es el segundo espectáculo de este país y no vamos a aceptar más un papel secundario”, sentencia Victorino en la solicitud de dimisión del ministro de cultura.

 

 

El mundo del toro se une para exigir su lugar en la cultura

El mundo taurino en su conjunto se une para hacer frente a la actuación del Ministro de Cultura y la sistemática discriminación que desde diversos sectores de la Administración tratan de imponer a la tauromaquia, una de las principales industrias culturales de España.

El sector taurino ha estado trabajando de manera paciente, respetuosa y leal con el Ministerio de Cultura, obteniendo a cambio la discriminación y la censura, culminada en un real decreto de ayudas al sector cultural en el que ni siquiera se atreve a nombrar a la tauromaquia, siendo uno de los sectores culturales más relevantes del país y una industria de su competencia.

Representantes de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), la Unión de Toreros (UT), la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), la Unión de Picadores y Banderilleros Españoles (UNPB), Federación Española de Toro de Cuerda, Federación de Peñas Taurinas de los Bous al Carrer, así como de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), en coordinación con líderes de colectivos civiles, han conformado un comité de crisis que ya está trabajando sobre las acciones a adoptar y sobre el futuro de la tauromaquia tras la crisis sanitaria.

La tauromaquia exige el lugar principal que le corresponde entre las industrias culturales por su tradición, peso económico y respaldo social. La tauromaquia no va a aceptar que grupos totalitarios organizados que pretenden imponer a la sociedad qué es cultura y qué no es cultura, impongan su visión dogmática del mundo.

El mundo del toro no pide o reclama ser cultura, el mundo del toro es cultura, sin pedir permiso a nadie, especialmente a todos aquellos que pretendan imponer un modelo cultural al pueblo. El pueblo no necesita permiso de nadie para expresarse culturalmente como le parece conveniente.

La tauromaquia es el segundo espectáculo cultural por número de espectadores, solo por detrás del cine extranjero. La tauromaquia es el segundo espectáculo en vivo, solo por detrás del fútbol.

Sin embargo, la tauromaquia ha sido el último espectáculo en respeto, consideración y apoyo durante la actual crisis del COVID-19 por parte del Ministro de Cultura. La tauromaquia ha sido ninguneada y discriminada por el Ministerio de Cultura al que pertenece. Ha llegado el momento de reclamar nuestro sitio.

Todas las partes han coincidido en la necesidad de organizar movilizaciones masivas donde se convoque a todo el sector taurino, aficionados al toro y defensores de la libertad. Compartimos la frustración y desesperación de un colectivo que hemos sido abandonado por su Ministro de Cultura, por lo que esas movilizaciones se promoverán una vez termine el estado de confinamiento parcial, sea seguro desde un punto de vista sanitario y podamos mostrar la verdadera fuerza del sector.

 

Carta abierta al vicepresidente segundo del Gobierno: Pablo Iglesias, de nuevo con la censura taurina

DESCARGAR CARTA ABIERTA

Estimado vicepresidente segundo del Gobierno,

Vemos consternados que una vez más vuelve a amenazar con la censura cultural a los toros. Lo ha hecho muchas veces, es verdad. Pero esta vez lo hace como miembro del Gobierno de España y además en sede parlamentaria. El ataque, sin duda, sube de nivel.

Dice que le “incomoda enormemente que se reivindique como una práctica cultural a proteger”.

Estimado señor Iglesias, nosotros no reivindicamos que seamos una práctica cultural. Nosotros somos una práctica cultural. Punto.

No es la primera carta que le escribo explicándole lo mismo, pero parece que es usted impermeable no solo a los argumentos jurídicos, también al estado de Derecho y la convivencia democrática.

No obstante, voy a tratar de explicárselo una vez más, de manera muy esquemática para que no haya ninguna duda:

  • Son los pueblos, y exclusivamente los pueblos, quienes determinan libremente qué es cultura y qué no es cultura para ellos. Solo los regímenes totalitarios se atreven a decidir, modificar, “mejorar” o suprimir la cultura de un pueblo.

Mire por favor la definición que hace la RAE de cultura popular, como “conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo”.

Salvo que no nos considere pueblo, sujetos de derecho, a los millones de personas para los que la tauromaquia, ya sea en la plaza o como festejo popular, es la manifestación más importante de nuestra cultura.

  • La propia UNESCO, en su Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, establece “el reconocimiento de la igual dignidad de todas las culturas y el respeto de ellas, comprendiendo las culturas pertenecientes a minorías y las de los pueblos autóctonos”, con el único límite del respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Fíjese bien, el único límite que establece la UNESCO para que una expresión cultural sea admisible son los derechos humanos y libertades fundamentales, límites que desde luego la tauromaquia no transgrede.

  • Como no podía ser de otra manera, nuestro Tribunal Constitucional ya ha establecido expresamente que la tauromaquia es una expresión cultural propia de los españoles y, por tanto, protegida.

Ya que no parecen importarle los convenios internacionales, al menos respete los pronunciamientos de nuestro Tribunal Constitucional.

Por todo lo anterior, y un rosario de leyes y jurisprudencia que vienen a decir lo mismo, los toros no pueden ser objeto de un referéndum, como también ha promovido en su comparecencia de ayer. ¿Le parecería razonable un referéndum sobre si se permite el teatro o la ópera?, ¿le parecería bien que se hicieran consultas para permitir o no otras manifestaciones culturales que incomoden en cada momento al poder? Los referéndums han escondido demasiadas veces en la historia imposiciones totalitarias, no es nuevo. Por favor, no juegue a eso, que es peligroso.

Señor vicepresidente segundo del Gobierno de España, me preocupan enormemente sus palabras, tengo que decírselo. Porque en los últimos meses se han insinuado cosas que son alarmantes, como la conveniencia de censurar las redes sociales, la de censurar los medios de comunicación o la de hacerlo con la cultura taurina.

¿Hay algo más que tengan en mente censurar? ¿Piensan establecer, quizás, algún tipo de índice de libros prohibidos? ¿Se van a promover piras con libros con temas que le “incomoden enormemente”? Es más, ¿tenemos que preocuparnos los ciudadanos por tener en casa libros incómodos o seguir expresiones culturales que le incomoden a alguien?

Le ruego que abandone ensoñaciones totalitarias en las que la cultura se moldea a gusto del aparato del poder y limítese por favor a lo que marca la convivencia democrática y lo que establecen nuestras normas, su obligación es la promoción y la tutela del libre acceso a la cultura, a la que todos los ciudadanos tenemos derecho. A la cultura que le gusta y también a la cultura que no le gusta.

Permítame que termine recordándole que no es usted el primer representante del poder que en una ocasión u otra se ha sentido incómodos con la cultura. Pero es que la cultura no sirve para acomodar al poder, para que se sientan ustedes cómodos. Debe usted saber que la cultura no es cómoda, la cultura es libre.

Atentamente,

Victorino Martín

Presidente de la Fundación del Toro de Lidia

 

DESCARGAR CARTA ABIERTA

Más de 600 colectivos reclaman al Gobierno ayudas específicas para la tauromaquia

La FTL adjunta el documento con las más de 600 entidades que solicitan programas de apoyo específico para el sector taurino

Descarga el documento con las entidades

Más de 600 entidades reclaman al Ministerio de Cultura que implemente medidas de apoyo específico al sector taurino.

La Fundación Toro de Lidia ha remitido al Ministerio de Cultura el documento con las 37 medidas de apoyo a la tauromaquia suscrito por todas las asociaciones profesionales del mundo del toro y más de seiscientos colectivos civiles de toda España.

Entre las más de 600 entidades que solicitan programas de apoyo específicos para el sector, en línea con lo aprobado para otras industrias culturales, se encuentran la Asociación de Veterinarios Especialistas Taurinos (AVET), el Ayuntamiento de Alicante, la Asociación El Toro de Madrid, federaciones nacionales de aficionados, empresas, medios de comunicación y un largo etcétera.

La tauromaquia es el segundo espectáculo de masas en España, una de nuestras industrias culturales más potentes, con más capacidad de atracción de público español y extranjero y generadora de una relevante recaudación impositiva para las distintas administraciones públicas a través del IVA, de los cánones por explotación de las plazas de toros y de cuantiosísimas cotizaciones sociales, algo que ha realizado siempre sin prácticamente ninguna ayuda del Estado.

La tauromaquia y, por tanto, todas las familias que dependen directa o indirectamente del mundo del toro, viven tiempos de excepcional gravedad. Para volver a la normalidad y poder hacer frente a la situación derivada de la COVID-19, esta vez sí, la tauromaquia requiere del apoyo del Ministerio de Cultura, un apoyo similar al que siempre han gozado el resto de industrias culturales.

Victorino Martín, presidente de la FTL, declara que “la tauromaquia es una de las principales expresiones culturales de  nuestro país.  Reclamamos que por parte del Ministerio se concreten en las próximas fechas ayudas económicamente equivalentes a las aprobadas en el resto de actividades culturales”.

Y añade: “Los poderes públicos tienen la obligación de garantizar el acceso de todos los ciudadanos a la cultura y el deber de promover la cultura como derecho inalienable de todos los españoles”.

La Fundación Toro de Lidia adjunta el listado de entidades que solicitan ayudas que garanticen el mantenimiento, incremento y difusión de nuestro patrimonio cultural taurino, como obligan las leyes, la riqueza ecológica que supone la cría del toro bravo y la propia existencia de la dehesa, la fijación de muchos trabajadores en el ámbito rural y el mantenimiento de nuestras costumbres, ritos y celebraciones, en las cuales la Tauromaquia es un elemento esencial.

Descarga el documento con las entidades

Martínez-Almeida se reúne con el sector taurino

Hoy, viernes 8 de mayo, a partir de las 12:30 de la mañana, el sector taurino mantendrá una reunión de forma telemática con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Están convocados a la reunión:  Victorino Martín, presidente de la Fundación Toro de Lidia; Carlos Núñez, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia; David Prados, presidente de la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros de España (UNPBE);  Rafael Garrido y Simón Casas, empresarios de la Plaza de Toros de Las Ventas; Victor Huertas, presidente de la Asociación de Ganaderías de Lidia;  Jose Pedro Prados ‘El Fundi, director de la Escuela de Tauromaquia José Cubero «Yiyo»; y la Federación Taurina de Madrid.

La Fundación Toro de Lidia continúa trabajando con las distintas administraciones par tomar medidas específicas en apoya a la tauromaquia.

Primeras medidas de protección genérica a la tauromaquia, pero todavía inexistentes para el sector

La Fundación del Toro de Lidia valora la protección dispensada a los profesionales taurinos en el Real Decreto-ley por el que se aprueban medidas de apoyo al sector cultural para hacer frente a la situación derivada de la COVID-2019, pero espera nuevas medidas de apoyo específico al sector del taurino

El Ministerio de Cultura se compromete a seguir trabajando sobre el documento de 37 medidas enviado por el sector

La FTL toma en consideración la consecución de uno de los primeros objetivos perseguidos desde el comienzo de la crisis del COVID-19, cual era la protección de los profesionales taurinos a través de su acceso extraordinario a la prestación por desempleo, una medida de protección para los más vulnerables.

Esta medida de protección fue el compromiso que precisamente adquirió el Ministerio de Cultura con representantes del sector taurino en la reunión mantenida el pasado 22 de abril.

No obstante, y si bien las empresas del sector taurino van a poder beneficiarse de algunas de las medidas generales establecidas en el Real Decreto de apoyo al sector cultural, la FTL no puede dejar de señalar la total ausencia de programas de apoyo específicos para el sector, en línea con lo aprobado para otras industrias culturales.

La tauromaquia es el segundo espectáculo de masas en España, una de nuestras industrias culturales más potentes, con más capacidad de atracción de público español y extranjero y generadora de una relevante recaudación impositiva para las distintas administraciones públicas a través del IVA, de los cánones por explotación de las plazas de toros y de cuantiosísimas cotizaciones sociales, algo que ha realizado siempre sin prácticamente ninguna ayuda del Estado.

La tauromaquia vive tiempos de excepcional gravedad, por lo que esta vez sí requiere del apoyo del Ministerio de Cultura para poder volver a la normalidad, un apoyo similar al que siempre han gozado el resto de industrias culturales.

Victorino Martín, presidente de la FTL, declara que “no queremos un trato privilegiado, pero tampoco que se nos discrimen en relación con el resto de industrias culturales. Somos un sector que siempre ha dado mucho y ha recibido muy poco. Reclamamos un trato justo, ni más ni menos, un trato similar al del resto de industrias culturales y acorde con la importancia que tiene la tauromaquia como expresión cultural en España”.

El pasado 2 de mayo el sector taurino envió al Ministerio de Cultura un documento con 37 medidas de apoyo a la tauromaquia, un documento suscrito por todas las asociaciones profesionales del mundo del toro y más de cien colectivos civiles de toda España, que esperan se pueda ir concretando por parte del Ministerio en las próximas fechas.

La FTL se ha puesto en contacto con altos responsables del Ministerio de Cultura, quienes se han comprometido a continuar avanzando en el documento remitido, aportando soluciones a las medidas propuestas.

Tal y como dice la exposición de motivos del Real Decreto, el artículo 44 de la Constitución establece la obligación de los poderes públicos de garantizar el acceso de todos ciudadanos a la cultura y el deber de promover la cultura como derecho inalienable de todos los españoles. La tauromaquia es una de las principales expresiones culturales de nuestro país, por lo que la FTL reclama que en próximas fechas se concreten ayudas económicamente equivalentes a las aprobadas, en términos de importancia relativa de la tauromaquia respecto al resto de las actividades culturales.

 

Descargar las 37 medidas solicitadas por el sector taurino (actualizado)

 

 

El sector taurino envía al Ministro de Cultura 37 propuestas de medidas extraordinarias para afrontar la crisis producida por el COVID-19 en la tauromaquia

Las organizaciones que agrupan a los profesionales taurinos, criadores del toro bravo, veterinarios, empresarios y aficionados, así como otros profesionales vinculados al sector, han realizado y enviado al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, un dossier de medidas específicas para el sector

> Descarga el documento «Tauromaquia: 37  medidas frente a la crisis del COVID-19»

> Accede al formulario de adhesión al documento

Con el objetivo de que el Ministerio de Cultura coordine e impulse medidas extraordinarias para que el mundo del toro pueda afrontar la crisis producida por el COVID-19, los profesionales taurinos, criadores del toro bravo, veterinarios, empresarios y aficionados, así como otros profesionales vinculados al sector, han enviado un dossier con 37 propuestas de medidas al Ministro de Cultura.

Tras analizar la situación del sector y más allá de las medidas sectoriales internas que estas organizaciones están acordando y llevando a cabo, la continuidad de la Tauromaquia exige determinadas medidas legales y actuaciones administrativas similares a las que se están adoptando (o se han reclamado) por otras industrias culturales y actividades económicas para asegurar la supervivencia del sector y de sus profesionales.

La Tauromaquia es el segundo espectáculo de masas de España, sólo por detrás del fútbol. Es una de nuestras industrias culturales más potentes, con más capacidad de atracción de público español y extranjero y generadora de una mayor recaudación impositiva para las distintas administraciones públicas a través del IVA, de los cánones por explotación de las plazas de toros y de cuantiosísimas cotizaciones sociales. Y todo esto lo hace con las menores ayudas públicas de todas las industrias culturales de nuestro país.

La marcada estacionalidad de la actividad taurina es un efecto que viene a agravar las consecuencias de la crisis. Porque si bien todas las industrias y espectáculos culturales van a sufrir unos devastadores efectos por la crisis, la tauromaquia cuenta con el agravante de que es una industria estacional, que concentra toda su actividad en apenas 6 meses. El comienzo de la crisis sanitaria ha coincidido precisamente con el comienzo de la temporada taurina, cuando el sector tenía que comenzar a generar los primeros recursos económicos tras el obligado parón invernal de seis largos meses sin ingreso alguno.

Asimismo, la absoluta dependencia de los ingresos por taquilla, la dificultad de reprogramar los festejos en fechas distintas de las habituales y la estructura empresarial formada por autónomos y pequeñas empresas, hace que la suspensión de los festejos derivada del Estado de Alarma conduzca irremediablemente a la inviabilidad económica de quienes vienen dedicándose a la organización de espectáculos taurinos.

En este sentido, el Ministro ha recibido un análisis detallado de la situación y las posibles medidas a adoptar articuladas en cuatro apartados en función de la urgencia de las necesidades a las que atiende cada una de las medidas solicitadas:

El primer grupo de medidas son las imprescindibles para que la ausencia de ingresos en los profesionales, ganaderos y empresarios de la Tauromaquia no aboque a situaciones de necesidad a los más vulnerables ni conduzca a situaciones de insolvencia o falta de liquidez de las empresas. Sólo así se conseguirá mantener el tejido profesional y empresarial que puede permitir retomar la actividad del sector cuando ello sea posible.

El segundo grupo de medidas está dirigido precisamente a facilitar la reanudación de la actividad, cuando ello sea posible, con agilidad, eficiencia y en un entorno que haga viables económicamente los festejos.

El tercer grupo plantea medidas de carácter estructural dirigido a permitir la continuidad de la actividad cuando la previsible crisis económica subsiguiente a la crisis sanitaria haga que se reduzcan los ingresos disponibles en muchos ciudadanos y con ello se reduzca el gasto cultural de los hogares como sucedió en la crisis económica de 2008. Además, el previsible cambio de hábitos sociales y el mayor distanciamiento por exigencias sanitarias obligan también a adoptar medidas de calado más allá de las precisas para la reactivación inmediata de la actividad.

Por último, el cuarto grupo de medidas tiene carácter estructural y pretende garantizar un marco favorable para la Tauromaquia en el largo plazo y la adecuada coordinación administrativa en el ámbito cultural y en relación con la cría del toro bravo.

Por tanto, sin perjuicio de la inminencia de la puesta en marcha de muchas de ellas, el documento constituye también una muestra de la disposición del mundo de la Tauromaquia para una colaboración leal y fructífera con nuestras administraciones que ayude a garantizar el mantenimiento, incremento y difusión de nuestro patrimonio cultural taurino, como obligan las leyes, la riqueza ecológica que supone la cría del toro bravo y la propia existencia de la dehesa, la fijación de muchos trabajadores en el ámbito rural y el mantenimiento de nuestras costumbres, ritos y celebraciones, en las cuales la Tauromaquia es un elemento esencial.

La FTL solicita la celebración de los festejos populares taurinos en Cataluña en otras fechas

Victorino Martín, presidente de la FTL, traslada la preocupación del sector taurino catalán al vicepresidente de la Generalitat de Catalunya ya que la Ley 34/2010, de 1 de octubre, de regulación de las fiestas tradicionales con toros en Cataluña limita la autorización de estos festejos a las fechas que “tradicionalmente se vienen celebrando”

La Fundación Toro de Lidia solicita mediante una misiva dirigida a Pere Aragonés, vicepresidente de la Generalitat de Catalunya y Consejero de Economía y Hacienda, que los municipios de las Tierras del Ebro puedan realizar sus festejos populares taurinos en otras fechas, como el resto de fiestas locales.

La pandemia producida por el COVID-19 está obligando a los municipios a aplazar o anular las fiestas patronales. Este aplazamiento, tal y como ha recalcado Victorino Martín en la carta dirigida a Pere Aragonés, “genera una dificultad añadida cuando hablamos de los festejos taurinos ya que la ley 34/2010, de 1 de octubre, de regulación de las fiestas tradicionales con toros en Cataluña limita la autorización de estos festejos a las fechas que tradicionalmente se vienen celebrando”.

En este sentido, Victorino Martín y Guillem Carles, coordinador de la delegación de la FTL en Tarragona, trasladan en la misiva la preocupación del sector taurino catalán en relación a las graves consecuencias que puede acarrear la anulación de los festejos populares con toros.

“Como la ley catalana únicamente permite la celebración de festejos tradicionales con toros en aquellas fechas en las que tradicionalmente se celebran, si se posponen las fiestas patronales, como se harán en fechas diferentes a las estipuladas, no podrán incluir correbous”, advierte Guillem Carles.

Conscientes de la voluntad de la Generalitat de mitigar, en la medida de lo posible, todas las consecuencias negativas derivadas del coronavirus, la FTL solicita que la Generalitat asesore a los ayuntamientos para que este año puedan celebrar festejos taurinos en otras fechas en las que tradicionalmente tienen lugar o, en su defecto, y debido a la excepcionalidad del momento, que permitiera correbous en las nuevas fechas en que se programen las fiestas patronales.

Durante los meses de verano la gran mayoría de pueblos de las Tierras del Ebro celebran sus fiestas patronales, que, entre otros actos, incluyen festejos populares taurinos en sus distintas modalidades. Estos festejos, muy arraigados al territorio, constituyen un modo de celebrar muy particular y que se ha convertido en un polo de atracción turística y dinamización económica.

Respecto a la cuestión económica, según un estudio de la URV, los festejos populares taurinos suponen un impacto directo de 4,2 millones de euros en el territorio, que para muchas familias representa una inyección necesaria para sobrevivir el resto del año y por la que llevan trabajando durante muchos meses, como es el caso de los ganaderos.

“Hay que ser conscientes de que la dimensión del reto al que nos enfrentamos requiere medidas excepcionales que permitan que todos salgamos de esta y que no quede nadie atrás, y con esa actitud nos ponemos a su entera disposición para lo que puedan necesitar”, ha concluido el presidente de la Fundación Toro de Lidia

Descargar carta a Pere Aragonés

Descargar carta en Catalán

Los toros en la fase de transición

La Fundación del Toro de Lidia estudia las primeras medidas en relación con los festejos taurinos, a la espera de la concreción de las mismas y la aprobación de medidas de apoyo que compensen las drásticas reducciones de aforo

La FTL toma constancia de la inclusión de los festejos taurinos dentro de los eventos que, siempre que las condiciones sanitarias evolucionen favorablemente, podrán comenzarse a realizar en la Fase 3 y con importantes limitaciones de aforo.

En cualquier caso, queda pendiente por conocer cuál será la situación definitiva para la tauromaquia una vez terminadas todas las fases de transición, para lo que la FTL trabajará con las instituciones con el objetivo de lograr medidas que aseguren tanto la seguridad para los asistentes como la viabilidad de los festejos, en línea con lo que se adopte para el resto de espectáculos culturales.

Victorino Martín, presidente de la FTL, declara que “es un inicio, al menos comenzamos a ver claridad después de la noche, aunque está claro que todavía queda mucho por concretar y ver cómo se puede lograr que sean viables económicamente con la reducción del aforo”.

Para compensar la reducción de ingresos, la FTL reclama medidas de apoyo y compensación para el sector taurino, de manera que se puedan organizar festejos de manera viable.

“El mundo del toro apenas ha tenido nunca apoyo económico del Estado, a diferencia del resto de industrias culturales” declara Victorino Martín, señalando que “en estos momentos, sin embargo, necesitamos el apoyo de las instituciones para remontar esta situación y poder recuperar cierta normalidad. Pedimos un trato similar al del resto de industrias culturales, un trato acorde con nuestra importancia económica, cultural y social, nada más.”

La FTL continuará, junto con el resto de entidades taurinas, el trabajo de coordinación con el Ministerio de Cultura para detallar las medidas necesarias para organizar festejos e impulsar las políticas de apoyo.

Los espectáculos taurinos, por su capacidad de generar empleo y actividad económica a su alrededor y en distintos sectores, pueden ser un gran aliado en la reactivación de la economía local. Por este motivo, desde la FTL señala su presidente que “estamos a disposición de las autoridades pertinentes para trabajar en conseguir espectáculos seguros para la salud de todos los asistentes”.

El Ministerio de Cultura se reúne con el mundo del toro

El Secretario General del Ministerio de Cultura y Deporte y el Director General de Bellas Artes han mantenido hoy, 22 de abril, una reunión con representantes del mundo del toro para analizar, y así poder abordar, la situación y problemas del sector.

Han asistido de manera telemática a la reunión con el Ministerio de Cultura y Deporte representantes de ANOET (Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos), la Fundación del Toro de Lidia, la Unión de Criadores de Toros de Lidia, la Unión de Toreros y la UNPBE (Unión Nacional de picadores y banderilleros de España) .

El Ministerio de Cultura ha agradecido en nombre del Ministro la “lealtad y paciencia del mundo del toro en estos momentos tan difíciles y duros para todos”.

Tras escuchar las exposiciones de los representantes del sector taurino, el Ministerio se ha comprometido a trabajar en las medidas que se puedan aplicar para cubrir las lagunas en la protección de los profesionales del sector, la inclusión de la tauromaquia en las medidas que se vayan aplicando a las industrias culturales, así como a valorar medidas específicas para la tauromaquia.

Asimismo, se han establecido canales directos de comunicación a todos los niveles entre el Ministerio de Cultura y el sector taurino.

El Ministerio ha reconocido la importancia de la tauromaquia no solo como patrimonio cultural sino por su conexión con la ecología, el medio ambiente y su importancia también en la fijación de población en el medio rural.

El  Ministerio de Cultura y Deporte va a ir tratando de introducir medidas en los Consejo de Ministros que palien la situación crítica del sector del toro así como del resto de sectores culturales.